Fuentes de energía limpia en México 346


IMG_20160212_140315

Las fuentes de energía limpia en México generan 25% de la electricidad, cifra que debe aumentar a 35% para el 2024 para cumplir con la Ley de Cambio Climático aprobada en 2013. ¿Se logrará?

Por Mariana Becerra Pérez* de Forbes

La Reforma energética tiene como uno de sus objetivos el generar energía más limpia y más barata y con ello reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Actualmente, las fuentes de energía limpia en México generan 25% de la electricidad; cifra que debe aumentar a 35% para el 2024 para cumplir con la Ley de Cambio Climático aprobada en 2013.

Las energías limpias son aquellas que en su proceso de extracción, procesamiento y distribución generan reducidos impactos ambientales como son: la energía geotérmica, solar, eólica y la hidroeléctrica. De acuerdo con el secretario de Energía, México cuenta con un potencial total aprovechable de energías renovables al año 2020 de 57 mil Mw.

En meses recientes hemos sido testigos de la labor que la Secretaría de Energía ha estado realizando para impulsar la atracción de inversiones privadas en este sector. Lo anterior contribuye a la disminución en el uso de combustibles fósiles, así como a la generación de miles de empleos. Además, cabe señalar que durante el 2014 México presidirá la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), organismo internacional que promueve e impulsa el aprovechamiento de las energías renovables en el mundo.

Respecto a la energía geotérmica, la cual tiene gran potencial en México que no había sido aprovechado, la Sener anunció durante el mes de marzo que firmó un Memorandum de entendimiento con Nacional Financiera, el Banco Interamericano de Desarrollo y la empresa Munich Re. Esta cooperación tiene como objetivo  aprovechar la energía geotérmica de México para contribuir al suministro de energía de manera sustentable y limpia.

En el estado de Michoacán se encuentra en proceso de construcción la planta geotérmica los “Azufres III”, que se espera esté terminada para finales de año. También en dicho estado comenzaron las actividades del Centro Mexicano de Innovación en Energía Geotérmica de la Universidad Michoacana de San Nicolás Hidalgo. De acuerdo con la Sener, el potencial estimado de esta fuente de energía en el país a largo plazo es de 9 GW.

Respecto a la energía solar, se inauguró en días recientes en Baja California Sur la central fotovoltaica “Aura Solar I”, considerada la más grande de América Latina, que beneficiará al municipio de La Paz. La capacidad de generación de energía es de 82 Gigawatts hora al año y tuvo una inversión de 100 millones de dólares. La empresa Gauss Energía será la encargada de desarrollar el proyecto y tendrá un contrato de compra venta de forma exclusiva con la CFE. Esta central permitirá la reducción en el uso de combustibles fósiles.

En cuanto a la energía eólica, se inauguró en febrero en Jalisco el Parque “Los Altos”, el cual es el más alto de América Latina construido a 500 metros sobre el nivel del mar. Este parque cuenta con una capacidad de 50.4 megawatts que beneficiará a 10 municipios del estado de Jalisco.

Por último, también en el estado de Baja California Sur se inauguró en marzo la presa “Alberto Andrés Alvarado Arámburo”, la cual beneficiará a cerca de 60 mil habitantes de la zona así como al sistema de riego 066. La presa La Palma, también en dicho estado, se encuentra en proceso de construcción.

Se espera que en los próximos días o semanas se mande al Congreso la legislación secundaria en materia energética. Para lo cual, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias realizó un ejercicio de recomendaciones con la participación de expertos en el sector energético para contribuir al debate en esta materia. La publicación estará disponible en los próximos días.

 

* Mariana Becerra Pérez  es investigadora del Centro de Estudios Espinosa Yglesias CEEY. Tiene estudios de Licenciatura en Ciencia Política y Maestría en Políticas Públicas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México. Las opiniones de Mariana Becerra son a título personal y no representan necesariamente el criterio o los valores del CEEY.